La Intervención General del Estado es incapaz de auditar las cuentas de la Hidrográfica Miño-Sil

marin3lavozdegalicia.es – ourense / la voz, 06 de agosto de 2015

La Intervención General del Estado es incapaz de auditar las cuentas de la Hidrográfica Miño-Sil

El problema es que no existe un inventario sobre sus bienes, algo que se encargó en el año 2008 y que de momento no se ha liquidado

La intervención General del Estado es incapaz de auditar las cuentas del 2014 de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. En su informe anual asegura que no han logrado una evidencia de auditoría que proporcione «una base suficiente y adecuada» sobre las cuentas anuales del organismo que depende del Ministerio de Medio Ambiente y que tiene su sede en la ciudad de Ourense.

El motivo de que el interventor del Estado se declare incompetente para analizar las cifras de la CHMS tiene que ver con un problema que se arrastra ya desde hace siete años: la ausencia de un inventario sobre sus bienes. Es obligatorio por norma desde el año 2007 y el del organismo de cuenca fue encargado en el 2008, cuando la Hidrográfica Miño-Sil daba sus primeros pasos. Gestionado desde la Confederación del Norte, a día de hoy todavía no se ha liquidado ese contrato y no hay constancia oficial de ninguno de los bienes que tiene la entidad presidida por Francisco Marín. «No podemos hacer un nuevo trabajo hasta que se liquide el contrato que está vigente. Para nosotros es un callejón sin salida y es algo que nos produce una gran insatisfacción», explicó el presidente.

Según sostiene para paliar esta carencia han utilizado sus propios medios, pero todavía sin resultados definitivos. También han solicitado en reiteradas ocasiones por escrito al organismo que tiene la responsabilidad de concluir el inventario explicaciones: «Nos dijeron que estaría en abril del 2015», señaló Marín.

El presidente de la Hidrográfica quiso aclarar, en todo caso, que las cuentas se hicieron cumpliendo las normas contables.

Exceso de 50.000 euros en personal

El informe de la Intervención General del Estado, que todavía no ha sido publicado oficialmente en el «BOE», detalla varios reparos en las cuentas de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. Uno de ellos hace referencia al exceso en el gasto de personal. Según la documentación aportada por la hidrográfica se gastaron 1,5 millones de euros; 50.800 euros más de lo previsto en la Ley de Presupuestos Generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *